Cómo cultivar una amistad duradera


La necesidad de cultivar una amistad

De acuerdo a los resultados publicados por la Universidad de Harvard, después de una extensa investigación, uno de los factores que más inciden en el hecho de ser feliz es el tener buenas relaciones sociales.

Estas conclusiones son asombrosas, dado que la mayoría de las personas piensan que la felicidad depende de tener un coche nuevo, un buen empleo o una cantidad considerable de dinero.

Sin embargo, los resultados de dicho estudio van en consonancia con lo planteado por Gananci, quienes además de brindar más detalles sobre la investigación, también sostienen que tener buenas amistades influye en el éxito de una persona.

La necesidad de cultivar una amistad

Tal como un trabajo, una relación romántica o algo que nos interese, la amistad necesita ser cuidada, y la verdad es que muchas personas no sienten preocupación por mantener sus relaciones amistosas, sino que más bien piensan que vivirán por siempre en el presente, no atienden el futuro y viven como si lo que tienen en este momento jamás concluirá.

En realidad, este comportamiento es un tipo de soledad ya que las personas que ven el mundo de esta manera sienten que tienen amigos por doquier. No obstante, muchas de esas llamadas amistades son sólo ficticias relaciones sociales que no prosperan por la presencia del egoísmo, pues el estilo de vida de la modernidad también impone cierta superficialidad.

La amistad es un obsequio en la vida de quienes saben valorarla. Por este motivo merece de nuestra atención y cuidados, puesto que a lo largo de nuestras vidas, son muy pocas las personas a nuestro alrededor quienes realmente merecen ser consideradas como amigas.

Por ello, queremos compartir contigo una serie de sugerencias para que aprendas a cultivar una amistad realmente duradera:

  • Es importante que seas una persona con virtudes valiosas, tales como la honestidad y la bondad. Pues, la amistad se sustenta en la confianza, por lo que ser deshonesto impide que cualquier amistad sea duradera.

  • Se debe respetar y aceptar a la otra persona, sin tratar de influir en sus decisiones, debido a que la amistad tiene entre sus pilares la libertad.

  • La aceptación es otro punto importante, ya que ninguna amistad podrá ser duradera si no aceptamos a la otra persona incluso con sus defectos y errores.

  • Aprender a dar disculpas y también a pedir perdón, pues todos podemos equivocarnos, pero más allá de los errores, siempre está la buena mano de un amigo.

  • Encuentros amenos, en los cuales es fundamental escuchar a la otra persona, sin intentar imponer un punto de vista, sino simplemente escuchar y comprender que cada quien se expresa de acuerdo a sus experiencias de vida. Debemos hacer que cada momento sea agradable.

  • Si tienes pareja, no te limites a dejar de compartir con tus amistades. Al contrario, planifica tu horario y continúa frecuentando a esas personas especiales que están en tu vida. Tener una pareja no significa que ya no tendrás más amistades, sino que simplemente necesitas planificar tu vida o incorporar a tu pareja en esos encuentros.

  • Demuestra tu amistad incondicional cada día, y no veas tu relación amistosa como un medio para conseguir tus intereses.

  • Ten presente las fechas especiales, como las del cumpleaños de tus amistades. Puedes anotarlas en un calendario si no puedes memorizarlas todas. Un mensaje le alegrará toda la semana.

  • Demuéstrale confianza, y esto también implica el que debes respetar cuando tu amistad te cuenta alguna de sus experiencias. En este caso, debes guardar silencio y no divulgar todas las cosas que tus amistades te cuenten. Esto sólo hará que te vean como alguien poco confiable y te empezarán a evadir.

  • Escucha cuáles son sus gustos y tal vez puedan compartir en alguna actividad. No te enfoques sólo en ser tú el protagonista de la conversación, sino en escuchar todas esas cosas que t amistad desea contar sobre su equipo preferido, sus gustos musicales, entre otros.

Si practicas esta serie de consejos podrás cultivar una amistad realmente duradera. Recuerda, pese a las ocupaciones, encontrar siempre un espacio de tiempo para compartir con tus amistades. Si tu trabajo lo impide, pueden acordar hacerse compañía para caminar, tomar un café antes de entrar a la oficina, u otra rutina que les permita pasar más tiempo compartiendo.

Además de todo lo mencionado, hay un aspecto que es clave, y es el hacer algo por tus amigos. Esto demuestra empatía, y que realmente valoras la amistad. No tiene que ser una entrega sacrificada, sino hacerle ver a tus amistades que, siempre y cuando esté en tus posibilidades, estarás allí para ellos y podrán contar contigo si necesitan apoyo.

Estos pequeños, pero significativos detalles, son los pilares que sostienen una verdadera amistad, de forma sólida y duradera.

 

 Edith Gómez
Editora – gananci.com https://www.linkedin.com/in/edithgomezbenitez