6 Recomendaciones para desarrollar la empatía


Muchas veces cuando se habla de desarrollo de personal se entiende como trabajar en uno mismo poder ser mejor cada día y que estas nuevas herramientas nos lleven a alcanzar nuestras metas y objetivos. No todas las personas comprenden que también se trata de crecer para impactar positivamente a las personas que se encuentran a nuestro alrededor.

Las relaciones humanas son imprescindibles dado que somos seres sociales y necesitaremos del contacto para sobrevivir sanamente. Además, pueden ser extremadamente útiles en diversos aspectos, por algo dicen que entre tus activos más importantes están las personas que conoces. Si tus habilidades sociales no son muy buenas y por eso te sientes en ocasiones fuera de lugar o muy tímido cuando conoces gente nueva, aprende a desarrollar esta área de tu personalidad en Gananci.

Cuando eres capaz de mejorar para ti y también para otros obtendrás más satisfacciones de las que podrías imaginarte. Hay personas a quienes desde muy pequeños les han inculcado valores donde los demás son tan importantes como ellos mismos, mientras que otros crecen centrándose más en sus propios problemas y siendo un poco indolentes ante lo que ocurre a su alrededor.

Si te gustaría desarrollar más tu aspecto compasivo, una de las mejores maneras de comenzar es con la empatía, ya que si no eres empático, se te hará más difícil sentir compasión. La empatía es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Esto lo puedes hacer sin que hayas tenido que pasar por una experiencia similar y aunque al principio pueda parecer difícil, con la práctica cada vez será mucho más sencillo hasta que ya no tengas ni que tratar, sino que fluye solo.

Ser empático trae muchos beneficios, entre ellos podemos nombrar:

-Fortalecimiento de las relaciones interpersonales

-Confianza propia y la que infundes a los demás

-Agradecimiento

-Te abre la mente y te permite crecer al ver las situaciones desde otros puntos de vista

-Capacidad para conectar rápidamente con las personas, lo que les facilita hacer nuevos amigos -aparte de mantener a los que ya se tienen-

-Ayuda a los demás a entenderse a sí mismos durante las situaciones difíciles

-Transmite generosidad

Y así podemos seguir nombrando muchos más beneficios de poner en práctica este valor que es tan importante pero que ha sido dejado de lado por mucha gente.

El ayudar a otras personas o mostrar vulnerabilidad no nos quita nada ni nos aleja del éxito. Al contrario, el ser colaboradores con otros y estar en contacto con nuestras emociones nos abre un mundo de posibilidades. Por eso, a continuación encontrarás algunas recomendaciones para que se te haga más sencillo empezar a cultivar y desarrollar la empatía que ya tienes en ti.

1.- Ponte en contacto con tus emociones:

no tengas miedo de dejarlas salir y expresarlas, porque son un signo de que sientes y estás vivo, solo de esta manera podrás identificarlas. Una vez seas capaz de identificarlas en ti a cabalidad, tendrás la capacidad de hacerlo en otras personas, incluso cuando estas quieran esconderlas detrás de palabras.

La inteligencia emocional es una de las más importantes para poder desarrollarte exitosamente, si no la tienes no quiere decir que no obtendrás el éxito, pero se te hará más difícil. Este tipo de inteligencia te ayuda a estar en contacto con tus propias emociones, conocerlas bien y, lo más importante, te enseña a tener control sobre ellas para que no seas reactivo ante las situaciones.

 2.- Escucha activamente:

es algo normal estar conversando con alguien y utilizar el tiempo que emplea la otra persona para hablar, para construir nuestros propios argumentos en vez de escuchar lo que está diciendo, esto no es lo correcto.

La escucha activa es uno de los mejores regalos que tú puedes hacerle a alguien más porque en esta época en la que todos estamos tan ocupados, no todos están dispuestos a brindarnos de su valioso tiempo para escuchar abiertamente, sin prejuicios, sin esperar nada, sin consejos esperando en la punta de la lengua para salir.

Cuando escuchas de esta manera y estás en contacto con tus emociones, podrás identificar las que está sintiendo tu interlocutor y podrás compartir su sentimiento.

3.- Presta atención a su lenguaje corporal:

estudios dicen que la mayor parte de la comunicación la hacemos de manera no verbal, nuestro tono de voz, la forma en que decimos las cosas y también la manera en que nuestros gestos acompañan las palabras.

A veces nos centramos demasiado en las cosas que los otros dicen, pero no reparamos en los detalles. Para ser empático es necesario que veas más allá lo superficial y escuches más allá de las palabras simples, porque muchas veces los sentimientos están profundos. El lenguaje corporal te puede decir mucho y ser de gran ayuda para identificar las emociones, lo que es vital para que puedas ser empático.

4.- Haz preguntas sinceras:

estas preguntas son para entender mejor a tu interlocutor y animarle a que siga hablando. Prefiere las preguntas abiertas a las cerradas (esas que se responden solo con sí o no) de esta manera puedes demostrarle que te interesa de lo que está hablando.

Muestra sinceridad en tus preguntas, hazlas para que se dé cuenta de que te importa su historia y no para indagar más acerca del “chisme”, así que recuérdale que puede confiar en ti para infundirle tranquilidad.

5.- Comprende que la empatía no siempre requiere acciones increíbles:

podemos decir que la empatía es ponernos en los zapatos del otro y muchas veces eso solo requiere prestar atención y guardar silencio mientras le acompañamos en su dolor. En otros momentos requiere escuchar quejas por horas. No todas las situaciones son iguales y no todas las personas quieren escuchar consejos. Muchas veces solo quieren ser escuchadas.

6.- No te enganches con el sentimiento del otro:

es genial tener la capacidad de sentir empatía, pero también es importante saber dónde están nuestros límites, porque si no eres lo suficientemente fuerte y te dejas arrastrar por la sensibilidad, en vez de ayudar a los demás estarás perjudicándote a ti mismo.

No te enganches, comprende la emoción, siéntela, demuestra tu apoyo y después deséchala. Si tienes la oportunidad de hacer algo al respecto, no lo dudes, las cosas que damos sin esperar nada a cambio son semillas de abundancia que sembramos durante toda nuestra vida y que, sin duda, cosecharemos en algún momento.

Si crees que tu situación económica actual no te permite ayudar tanto como lo quisieras, aprende cómo ganar dinero por Internet en Gananci y empieza a aumentar tus ingresos de manera sencilla y legal, claro está.

 

Edith Gómez
Editora – gananci.com https://www.linkedin.com/in/edithgomezbenitez   
   

 

 

 

 

Llamar para Informes